jueves, 20 de enero de 2011

JUAN CARLOS ARCILA FRANCO SECRETARIO DESARROLLO SOCIAL Y POLITICO DE PEREIRA RISARALDA.

Profesional Especializado JUAN CARLOS CARLOS ARCILA FRANCO  Secretario Desarrollo Social y Politico de la Alcaldia de Pereira Departamento de Risaralda Colombia Sur America la Perla del Otùn

Enlace programado por Gabriel Albeto Restrepo Sotelo es LINERNA ROJA .-.

Pereira, un paraíso para indigentes

Antonio Colombo
La ciudad de Pereira alberga una gran cantidad de habitantes de calle que han encontrado en el municipio un lugar propicio para mantener su estilo de vida gracias a la caridad pública.
La problemática tiende a agravarse ya que una gran cantidad de estas personas son consumidores activos de sustancias alucinógenas como basuco y pegante y en ocasiones recurren al hurto para adquirir sus dosis.

Otro de los problemas que afronta la ciudad frente a los indigentes es que estos han tomado las calles por letrina y vertedero de basuras, causando malos olores y proliferación de insectos y roedores.

Los funcionarios

Juan Carlos Arcila Franco, secretario de Desarrollo Social y Político de Pereira dijo que “el problema que afronta el municipio es que esta ciudad se ha convertido en un paraíso para los habitantes de calle ya que es reconocido a nivel nacional la bondad de los habitantes de Pereira, razón por la cual llegan personas en estado de calle de ciudades como Manizales, Armenia, Ibagué y parte del Norte del Valle”.


Arcila Franco reconoció que “los indigentes reciben limosna de la gente, pero ese dinero no es destinado a sanear sus necesidades básicas como alimentación y vestuario, por el contrario, es utilizado para enriquecer el microtráfico de estupefacientes”.


La capital de Risaralda tiene censados un total de 1.450 personas que se encuentran en condiciones de calle, de los cuales el 60% proviene de otras ciudades, en especial de la zona de influencia.

Juan Carlos Arcila dijo también que “se hacen programas de retorno para aquellas personas que se encuentran en estado de calle a sus lugares de origen pero no se les puede obligar a abandonar la ciudad por otras vías ya que esto sería inconstitucional” ya que el Artículo 24 de la Constitución Política de 1991 establece que todo colombiano tiene derecho a transitar de manera libre por todo el territorio nacional con las limitaciones que impone la ley.

Para poder contrarrestar el problema de la indigencia y la infinidad de problemas que este estilo de vida acarrea, el secretario de desarrollo social y político dijo que “hay que generar un mal ambiente para estas personas en la ciudad, entendido este como un lugar donde nadie les de limosna además de operativos de control por toda la ciudad para que estas personas no estén en la calle sino en el hogar de paso que se tiene a disposición para la atención de esta población vulnerable, sólo así, acosándolos desde sus ingresos económicos y la estadía en la calle se pueden generar cambios”.

Yaneth Perdomo Castaño, gerente de la Empresa de Aseo de Pereira, aseguró que “los indigentes se están robando las canecas de basura que se han puesto en diferentes sectores de la ciudad, para cambiarlas por dinero”.

El problema del hurto de estos artículos no debe recaer de manera absoluta sobre el habitante de calle si no también sobre las personas que patrocinan y comparan esta clase de objetos en diferentes chatarrerías de la ciudad.

Fabián Andrés Henao Castaño, jefe del departamento de servicio al cliente de Aguas y Aguas de Pereira, afirmó que “gran parte de el hurto de contadores y tapas de registros son cometidos por habitantes de la calle, quienes destruyen la propiedad privada para cambiar estos objetos por una suma de dinero, razón por la cual también hay que ejercer un mayor control en los sitios que compran estos objetos sabiendo que son el resultado de un hurto”.
“Se ha acudido a todas las instancias y entidades competentes del Estado, se han hecho convenios con el Cuerpo Técnico de Investigación y la Policía Nacional para que nos presten ayuda para identificar a las personas que se dedican a la modalidad de hurtos de medidores, en especial a las personas que están detrás de la compra y reducción de este tipo de elementos sin obtener un resultado positivo”, reiteró Fabián Andrés Henao Castaño.

Fabio Alberto Salazar Rojas, gerente regional de la Empresa Atesa de Occidente expresó que “Esta población en muchas ocasiones rompe las bolsas de basura y riega su contenido sobre las calles de la ciudad, el problema se agudiza ya que la administración municipal no ha prestado la ayuda suficiente lo que se traduce en un incremento de los costos de recolección”.
Se pensó en crear una cooperativa de reciclaje organizada pero de manera desafortunada estas personas son adictas y no poseen un orden establecido lo cual complica mantener una estabilidad, sin embargo con la entrada en vigencia del comparendo ambiental se espera que con esta valiosa herramienta se reduzca la aparición de materiales desechados en la calles pero que no dependa de una sola entidad si no un trabajo conjunto entre las diferentes entidades tanto públicas como privadas”.

Salazar Rojas aseguró que “varios operarios de la empresa han sido agredidos tanto de manera verbal como física por parte de habitantes de calle, quienes al verse sorprendios arrojando basuras o escombros sobre el espacio público por parte del personal de Atesa de Occidente y al hacer estos los reclamos del caso, los habitantes de la calle reaccionan de manera violenta, poniendo en riesgo la vida de los empleados".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada