domingo, 24 de julio de 2011

SIRIA INDIGNADA CON LA PRENSA MUNDIAL

Enlace Programado por Gabriel Alberto Restrepo Sotelo es LINTERNA ROJA EN GOOGLE.-.

http://www.eleconomista.es/internacional/noticias/3202313/07/11/Relato-de-una-vision-muy-distinta-de-Siria.html
Opinión | Relato encarnizado de una visión siria indignada con la prensa mundial
EcoDiario.es2/07/2011 - 13:0611 comentariosPuntúa la noticia : 
Nota de los usuarios: 5.0 ( 10 votos ) Seleccion eEFlash elEcodiarioGlobal Share 2
inShare.elEconomista.es en Twitter
 Suscribirse al boletín
Imprimir
Enviar
Aumentar texto
Reducir texto
Haga doble click sobre una palabra para ver su signifcado
¿Cómo ves el mercado? comparte tu opiniónSudoku: Juega cada día a uno nuevoEl tiempo: Consulta la previsión para tu ciudad
Desasosiego, miedo, pánico, dolor, esas y otras sensaciones son la que marcan este relato, el de un sirio cristiano residente en España y natural de la región de Jysr al Shugur, cuya familia ha pasado por todo tipo de penalidades que distan del retrato que la prensa mundial ha hecho estos días sobre los acontecimientos sirios. Es una voz desesperada, despojada de ideología. Así vio un sirio la situación de su país donde bandas integristas y malechores plagaron de desgracia la zona.

Eran algo más de las 19:00 h del pasado sábado 04/06/2011, cuando al otro lado del teléfono, una voz apagada y algo nerviosa que, resultó ser la de mi madre, intentaba tranquilizarme sobre la situación de la familia. Recién llegado a casa, aún no había leído los periódicos digitales y la noticia me reventó de angustia. De repente, los miedos que sentía desde hacía tres meses se han transformado en terror, la reducida esperanza de una pacífica y cívica transformación sociopolítica se ha esfumado y, los más negros augurios sobre el presente del país se han convertido en realidad. Ansiedad, angustia, terror, sensación de persistente ahogo y más que evidente estado de nerviosismo caracterizaban aquellas primeras horas.
Se sucedían las angustiosas llamadas, hermanos, primos y demás familiares todos, intentaban tranquilizarme pero sus voces les delataban. El terror envolvía todas las conversaciones, estaban incrédulos, angustiados, asustados, y todos recluidos forzosamente en casa por centenares de chicos armados merodeando por el pueblo y sus alrededores, muchos de ellos en evidente estado de exaltación.
La crueldad retratada por Youtube
Decenas de pueblos con sus niños, mujeres, ancianos y demás hombres fueron secuestrados por grupos terroristas integristas y de malhechores, muchos de los cuales en evidente estado de drogadicción. Los videos en You tube no dejan lugar a dudas, montajes, asesinatos, fosas comunes, mutilaciones y demás actos de barbarie están al alcance de todos.
Integristas y malechores en pueblos y caminos
No sabían el número exacto, pero mi hermano que, invitado amablemente a punta de pistola, tuvo que despacharles ciertos productos, contó hasta 500 terroristas en los dos cruces de carretera por el que ha pasado. Hablaban de millares en toda la región de JisR el Shugur, la mayoría eran de los pueblos de alrededores, muchos eran conocidos, tenían edades de entre 16-17 y hasta 24-25 años, algunos eran integristas otros, sin embargo eran gamberros sin oficio conocidos y otros, unos pequeños delincuentes, pero todos armados hasta los dientes, y billeteras con ¡dólares! a rebosar y, muchos en evidente estado de exaltación por anfetaminas.
La frontera turca nunca antes abierta (los turcos ocuparon tierra siria 'luaa el Escandaron o la región de Antaquia' en 1936). Ahora es un coladero de armas, munición y hasta se dice que de terroristas chechenos, bosnios y de otras nacionalidades.
No me lo podía creer, era demasiado duro para asumirlo en pocos minutos sin que quebrara mi estado de ánimo ni que saltaran por mil pedazos todas las emociones. Ya era de madrugada cuando deje el teléfono de lado, y con la única compañía de un cenicero lleno de colillas y soledad de la noche, comenzó el macabro festejo de las peores ensoñaciones. Un largo rosario de recuerdos y imágenes recorrían mi mente, mi gente, sus caras, sus sonrisas, mi casa, mi precioso pueblo? no puedo respirar, me ahogo, ni el ansiolítico ni la cerveza surtieron efecto.
Día 2: apenas me había quedado dormido en el sofá cuando se despertaron los niños, la alegría de sus caras y sus maravillosas sonrisas contrastaban con la profunda tristeza que sentía, el temor por mi familia ocupaba todo mi pensamiento. No, no fue una pesadilla, la muerte merodeaba alrededor de mi gente y les acariciaba de cerca, fue despertar muy duro. Paso la mañana pegado a las TV árabes vía satélite, ojeando todos los periódicos digitales que conocía, españoles, árabes, franceses, ingleses y americanos, no salgo de mi asombro, no tenía sentido todo aquello, nada que ver con la realidad. Llamo a amigos de la infancia residentes en España, Suecia, Francia, Venezuela, EEUU, todos igual de asombrados, igual de indignados, igual de mal. Avanzada la tarde, vuelvo a llamar a mis familiares, no son posibles las comunicaciones terrestres, solo vía móbiles. Se confirmaron mis peores temores, mi región está en estado fallido, los terroristas dominaban todo. Ayer 'en Jysr al Shugur, los terroristas masacraron a más de cien personas entre policías (Shurta) y fuerzas de seguridad del Estado (Amn al daula), volaron por los aires el centro de comunicaciones, los juzgados, la principal panadería, una estación eléctrica, dinamitaron puentes y carreteras, en fin un autentico infierno.

Un amigo residente en España y con familiares directos residentes de Jysr al Shugur confirma más de lo mismo, "cerca de dos millares de terroristas motorizados sembraron el caos en la ciudad, disparos indiscriminados, tomas de edificios y azoteas, explosiones?, la gente huye aterrorizada". Son las 23.00h, mi hermana me confiesa que al día siguiente intentarán escaparse vía montañas con su familia junto a mi madre. Mi hermano y mi tío con sus familias se niegan abandonar sus casas. No puedo respirar, la presión es insoportable, ¿Dónde está el ejercito, donde está el Estado? Ni rastro.
Día 3: mi rendimiento en el trabajo es nulo, apenas he dormido escasas dos horas en las últimas 48. Otra llamada a mi hermana, están a escasos dos km de entrar en zona segura controlada por la Policía, un poco de alivio instantáneo y vuelta al estado de angustia vital previo.
Indignación con la prensa mundial
Nuestra indignación con la prensa mundial es total. Serán cerca de las 00.00h, no localizo a mi hermano ni a mí tío, me tiemblan las piernas y ya apenas puedo coger aire. Pasados unos 30 minutos llamo y contestan, están entrando en casa, llegan de estar despachando con algunos criminales. Una pequeña bronca se desata entre nosotros, dejaron a los dos pequeños, una de 5 meses y el otro de 3 años, junto con las mujeres solas en casa. Intentan tranquilizarme: "tranquilo, si hubieran querido ya nos hubieran matado desde el primer día, pero nos han dicho que solo quieren matar a policías, los de las fuerzas de seguridad del Estado y a los de la minoría alauita" que horror y al final atiendo a sus razones, no podían decir que no a estos asesinos, han sido verbalmente humillados.
Día 4: sin novedades, más de lo mismo y el terror en aumento, apenas me quedan fuerzas. Son cerca de las 23:00 cuando mi hermano me comenta que están planificando huir al día siguiente, ser irán con mi tío y su familia, todos juntos por el mismo camino infestado de terroristas "mañana nos vamos todos, ya es demasiado peligroso y la cosa parece más larga de lo que pensamos" Pregunto la hora "entre las 9 y las 11 de la mañana" mi mente suma las otras dos horas de camino a Alepo, si todo sale bien, llegarán alrededor de las 14:00 hora española, comienza la cuenta atrás. Ya no duermo.
Día 5: la noche se hace larga y resulta ser muy dura, la angustia es máxima, el terror se acrecienta y la presión se hace insoportable. Una vez de día la cosa no cambia, no dejo de vigilar las agujas del reloj toda la mañana ¿habrán salido? ¿Dónde se encuentran? ¿Siguen bien? ¿Y los niños?... decido no llamar a la espera de que me llamen ellos, así lo habíamos pactado anoche. Sobre las 14:00 y ya desde casa, la espera es muy insoportable y hago la llamada, fuera de servicio oigo. Todavía estarán atravesando la montaña, un ansiolítico, dos cigarrillos y vuelvo a llamar, por fin a salvo. Brinco, grito, doy palmadas, los niños ríen de su padre, supongo que piensan que es por ellos.
Al minuto vuelvo a la profunda tristeza de donde venía, nada ha cambiado, bueno sí ya han vencido a la incertidumbre de muerte inmediata pero quedan los demás familiares, amigos, y una persona especial para nosotros. Es la tía abuela de 85 años vecina de una aldea cercana al Jysr al Shugur cuya carretera cortaron y dinamitaron los terroristas, solo dejaban ir hacía el norte pero nada en dirección contraria, de modo que no pudieron recogerla con ellos.



Día 6: por fin unas horas más de sueño y una presión más soportable me daban aspecto más relajado, pero la verdad el ahogo constante permanecía inalterable. Al llegar a casa decido llamar a movil de la abuela, ella intelectualmente brillante con siete idiomas y dos carreras de por medio. Descuelgan pero nadie contesta, unos hombres hablando de fondo, exaltado de nervios y lleno de terror grito ¿Quiénes sois? ¿Dónde está mi abuela? Nadie contesta. La incertidumbre es máxima, abatido pienso lo peor y mientras llamo a mi hermana surcan en mi cara abundantes lágrimas, estoy en llanto. Y ¿la abuela, habéis hablado con ella? hace dos días contesta, llámala inmediatamente y en tres minutos exactos te llamo, le dije lo que pasaba. Falsa alarma, ella me oía todo, pero no al revés. Ya no estoy para más sustos, no aguanto más y decido dormir.
Días 7-11: todos clamamos por la entrada del ejército, todos pedimos el aplastamiento fulminante de estas bandas de integristas, terroristas y malhechores. No había muchas opciones de entrada rápida, cualquiera que conozca la zona sabe que no existen unidades del ejército ni bases militares ni acuertelamientos ni algo parecido en toda la provincia de Idlib, ni siquiera en la frontera con Turquía. Por eso de la espectacularidad de la acción terroristas y su rápido dominio de la región y, por eso y, al contrario de lo que falsamente afirmaba toda la prensa mundial en su mayoría conspirativa con una minoría bienintencionada, estos vándalos asesino jamás podrían ser sublevados del ejercito, en mi zona no había ejercito, solo shurta, amn al daula y muy pocos mujabarat.
Día 12: por fin entra el ejército, llega trayendo esperanza como la lluvia trae vida al desierto. Solo dos deseos, que los aplaste sin piedad y que los muchachos vuelvan sanos y salvos a casa.
Conflicto de intereses: declaró que, ni yo ni mis familiares ni amigos, fuentes de información de este relato, haber tenido ni tenemos relación alguna con el gobierno sirio ni con ninguna otra institución oficial del Estado sirio. Yo, sirio de nacimiento y español de adopción, cuento con más de 30 años de maravillosa convivencia con vosotros.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada